Colombia hace un gran salto con la Banda Ancha

Orooplex
Miembros Odoo  

Colombia ya tiene lista su nueva hoja de ruta en material de internet fijo de alta velocidad a partir del 2019, las empresas que prestan servicios de telecomunicaciones tendrán que ofrecer velocidades mínimas de 25 megabits por segundo de bajada ¨downstream¨ y a 5 Mbps de subida ¨upstream¨ para que dichas conexiones sean consideradas de banda ancha.

La decisión, anunciada por el ministro de TIC, David Luna, busca, entre otras cosas, que las velocidades de las conexiones en Colombia se acerquen  a las de los países que hacen parte de la Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico ¨OCDE¨ Además, era un ajuste más que necesario, teniendo en cuenta que en el país la actual definición de banda ancha ¨1.024 kilobits por segundo-kbps de bajada y 512kbps de subida¨ dato del año 2011.

Aunque el cambio en las velocidades de la banda ancha en Colombia estaba ¨cantado¨ el anuncio hecho por el Gobierno tomó por sorpresa a más de uno. En agosto del 2016, la comisión de regulación de comunicaciones ¨CRC¨ había hecho una primera propuesta regulatoria en la que planeaba establecer en 10 Mbps la velocidad mínima de las conexiones de banda ancha a partir del 2018 dicha cifra sería incrementada nuevamente en el año2020, cuando el mínimo subirá a 25mbps.

De acuerdo con Juan Manuel Wilches, experto comisionado de la CRC, si bien la idea inicial era hacer una transición gradual, estudios realizados por la entidad mostraron que factores como la infraestructura y las inversiones realizadas por los operadores, sumados a la necesidad de promover mayores velocidades, permitían dar el salto directamente a las 25 ¨megas¨

Este cambio, según explica Wiches, también va orientado a cambiar los patrones de consumo de internet por parte de los colombianos. La idea es que el usuario promedio no solo tenga las redes sociales o el correo electrónico como sus principales herramientas al entrar a la red, sino que además eche mano de otros servicios que demandan un alto consumo de datos.

 

EL CAMINO A LOS 25 MBPS

Si la decisión de la CRC no sufre modificaciones antes de enero del 219, los operadores de telecomunicaciones tienen menos de un año y medio para hacer los ajustes de infraestructura que les permitan ofrecer conexiones de banda ancha con una velocidad mínima de 25mbps.

Juan Carlos Archila presidente de América Móvil Colombia, destaca que si Colombia quiere aspirar a estar al nivel de los estándares internacionales, tiene que empezar a pensar en grande y crear una infraestructura  de calidad para los usuarios. Sin embargo, ya en la práctica, Archila destaca que hay factores que deben alinearse para que el sueño de la banda ancha en Colombia se haga realidad.

¨Lo que es muy claro es que esto no va a pasar por si solo; no  basta con decirlo¨, asegura el ejecutivo, quien espera que el proceso de transición a la banda ancha de 25 Mbps vaya acompañado de políticas claras de inversión y un aumento del espectro asignado al sector de telecomunicaciones.

En la misma línea esta Marcelo Cataldo, presidente de TigoUne, quien se pregunta cuáles van a ser las decisiones del Gobierno que van promover  la inversión necesaria para renovar la infraestructura de telecomunicaciones en Colombia, especialmente luego de una reforma tributaria que aumento muchos impuestos directamente relacionados con la industria.

De acuerdo con Cataldo, ¨más de la mitad de la red en Colombia es de cobre, y no tiene capacidad de transmisión mayor a 10 Mbps¨, por lo que el ejecutivo advierte, desde ya, que ¨es imposible reconvertir la red a 25 megas en un año¨.

 

  

Bloque de imagen y texto

¿Y LAS METAS DE CONECTIVIDAD?

Una de las obligaciones que el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 estableció para el sector de telecomunicaciones en Colombia fue la modificación de la definición de banda ancha Sin embargo, este necesario ajuste va a afectar directamente las metas de conectividad establecidas por el gobierno, entre las cuales está la de llegar a 27 millones de conexiones de banda ancha antes de terminar el 2018.

Las cifras son simples: según cifras de la compañía de redes Akamai, solo el 12.5 por ciento de las conexiones a internet fijo en Colombia cuentan con la velocidad de bajada superior a 10 Mbps, mientras que más del 70 por ciento se ubica en la franja de 2 a 10Mbps, teniendo en cuenta que en el país había al cierre del 2016 unas 15.3 millones de conexiones de banda ancha, haber cambiado la definición en el 2018 como proponía inicialmente la CRC ¨10 megas¨ había significado que en el mejor de los escenarios, Colombia quedara con poco más de 1.5 millones de conexiones  de banda ancha.

Al final, la decisión anunciada por el ministro Luna de aumentar a 25 Mbps la velocidad minima de la banda ancha a partir del 2019 garantiza que, al menos en esta administración. Colombia no sufrirá un ¨descalabro¨ cuando se midan los índices de conectividad. Ese dolor de cabeza le quedara a quien ocupe la casa de Nariño a partir de agosto del 2018.